Saltar al contenido
Home » ROSCÓN DE REYES

ROSCÓN DE REYES

El postre estrella de la navidad es el roscon de reyes. Aprende esta receta paso a paso
ROSCÓN DE REYES

El roscón de reyes es una de las recetas de postre más tradicional de la gastronomía española. Después de comer turrones y todos los dulces típicos, la guinda final es este delicioso postre tan característico de estas fechas. Un postre que repetirás y quedarás como el auténtico rey o reina de la cocina. Sigue leyendo para aprender más

Cómo preparar la receta del roscón de reyes

Nos ceñiremos a la receta tradicional del roscón de reyes. Se cree que este postre se remonta a una receta del siglo II a.C, en la antigua Roma. Para celebrar y adorar al dios Saturno, para tener unas buenas cosechas durante el año que iba a entrar. Esta tradición pagana se abolió una vez el cristianismo fue religión oficial, de forma que estuvo mucho tiempo desaparecida.

No fue hasta Felipe V, que reintrodujo este postre. En lugar de introducir el haba dentro (símbolo de fecundidad y buenas cosechas en la receta original), se introdujo una moneda de oro, para que el cortesano que la obtuviera se quedara con el premio. En caso de encontrar el haba, se le auguraba un mal año. ¡Como cambian las tradiciones! Cabe decir que el roscón de la antigua Roma se hacía basado en miel, y se adornaban con frutos secos, higos y dátiles. la receta moderna, sin embargo, difiere bastante de la original, aunque es la receta de roscón de reyes más normalizada en nuestros días. Es un plato típico en las recetas españolas, aunque en partes de Latinoamérica también es muy popular. Una vez dicho esto, vamos a ver cómo elaborar la receta de la rosca de reyes.

Ingredientes del roscón de Reyes

Para cocinar este sabroso y tradicional postre, necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de harina
  • 30 ml de agua de Azahar (o bien coñac) 
  • 30 ml de leche
  • 100 ml de agua
  • 70gr mantequilla
  • 2 huevos
  • una pizca de sal
  • 10 gr de levadura panadera (preferiblemente si es natural, aunque no importa si es granulada)
  • Ralladura de un limón
  • 100 gr de azúcar

Ingredientes para el relleno

  • 800 ml de nata para montar
  • 80 gr de azúcar glas
  • 2 cucharadas de queso de untar

Ingredientes para la decoración

  • Guindas
  • Fruta escarchada
  • Almendras en trocitos
  • Azúcar

Elaboración paso a paso del roscón de reyes

  1. En primer lugar, agregaremos en un recipiente la levadura con la leche. La leche debe estar a una temperatura tibia, para que se pueda remover junto a la levadura. Tras esto, de forma inmediata agregaremos 2 cucharadas soperas de la harina que tenemos preparada, y también el agua (a temperatura tibia). Además, agregaremos el azúcar. Esto nos ayudará a activar la levadura. Una vez agregado todo esto, removeremos con la ayuda de una varilla.
  2. Tras un minuto de remover, pondremos la mezcla al baño maría. Este paso es importante ya que nos facilitará el fermento de la levadura, ahorrándonos mucho tiempo. Recordad que para hacer el baño maría, ponemos en una sartén u olla con agua en punto de ebullición, la separamos y agregaremos sobre la superficie de ésta, nuestra mezcla (que deberá estar integrada en un recipiente resistente al calor, sea metálico o sea otra olla más pequeña). Lo dejaremos así durante 5-7 minutos y tapamos con un paño de tela.
  3. Transcurrido ese tiempo, cogeremos un recipiente más grande. Agregaremos nuestra masa que hemos tenido al baño maría, y agregaremos los huevos, el agua de azahar (o el coñac en su defecto) y mezclaremos con la mano. A continuación, iremos agregando poco a poco toda la harina, y seguiremos mezclando con nuestra manita prodigiosa. Iremos removiendo para evitar que se hagan grumos, hasta que esté todo integrado de forma homogénea.
  4. Llegados a este punto, será importante seguir removiendo. Es una masa que requiere paciencia, e incluso si veis que hace falta agregar un poco de harina, podéis hacerlo. Es importante el amasado, deberéis «estrujar la masa» de nuestro roscón, evitando los grumos.
  5. Cuando tengamos la masa ya consistente, será momento de agregar la mantequilla. Este es un punto clave, ya que deberemos remover y amasar muy bien, con paciencia y poco a poco. El tener una amasadora nos facilitará mucho el trabajo.
  1.  Tras 5 minutos amasando, obtendremos nuestra masa del roscón bien lisa. Eso será señal de que ya la tendremos lista. Será         momento de agregar la ralladura de limón, y daremos un último amasado para integrar y que aromatice nuestra masa. Una vez hecho esto, pondremos sobre nuestra encimera y acabaremos de amasar un par de minutos más con movimientos envolventes. Todo este proceso nos hará que el hojaldrado del roscón tenga una textura óptima y deliciosa.
  2. Una vez tenemos nuestra masa lisa y lista encenderemos el horno a 150º durante 5 minutos. Tras esto, lo apagaremos y pondremos nuestra masa durante 15-20 minutos en el horno apagado, con el calor residual que habrá dejado y procurando taparla completamente. Este proceso junto al baño maría anteriormente realizado nos ayudará en cuestión de poco tiempo que nuestra masa haya activado la fermentación y doble rápidamente su tamaño.
  3. Una vez sacamos del horno la masa, la colocamos de nuevo sobre la encimera para quitarle el gas que se habrá formado. Haremos un amasado suave y el gas se irá en breve. Le daremos forma de bola.
  4. Ahora colocaremos en un molde, previamente engrasado con aceite o mantequilla, la masa de nuestro roscón de reyes. Trataremos de hacer un agujero en el centro de la masa, e iremos dándole forma de rosca. Pondremos en el molde, y para que mantenga la forma podremos poner un bol en el centro, que mantendrá la forma perfecta del roscón. Ahora durante 10 minutos lo pondremos en el horno, con el calor residual que teníamos de antes (en caso de que se haya enfriado, repetiremos el proceso que habíamos hecho anteriormente)
  5. Tras esto, vamos a preparar la decoración del roscón. El azúcar reservado para este punto lo vamos a mojar con un poco de agua, para tener los cristales de azúcar más gruesos y que nos ayude a tener esos cristalitos azucarados.
  6. Transcurridos 10 minutos en el horno con calor residual, sacamos nuestro roscón y embadurnamos con un huevo batido por toda la masa. Una vez hecho esto, iremos añadiendo el azúcar cristalizado haciendo rayas concéntricas, o como mejor nos parezca. AL final cada maestrillo tiene su librillo, y podéis ser creativos a la hora de decorar.
  7. Ahora añadiremos la fruta escarchada por los huecos libres que hemos dejado, además de añadir las guindas y también las almendras y frutos secos que queráis añadir.Tras esto, 20 minutos al horno por arriba y por abajo a 170º
  8. Ahora es turno de preparar la nata para montar. En caso de que no tengas varilla eléctrica, puedes hacerlo manualmente, aunque tendrás que batir durante un buen rato hasta lograr montar la nata. Para ayudar a este proceso, añade 2 cucharadas de queso crema. Cuando esté a punto de montarse, añadiremos el azúcar glas para dar dulzor a nuestra mezcla.
  9. Una vez tenemos la nata, y hemos sacado nuestra masa del horno, abriremos el roscón por la mitad. En ese momento, añadiremos la nata montada dentro con ayuda de una manga pastelera, y rellenaremos nuestro brutal roscón de reyes.
  10. Con la parte superior, taparemos sin presionar y ya tendremos nuestro roscón del día de reyes listo. ¡El rey de los postres ya llegó! Aprovechamos para felicitaros las fiestas y que disfrutéis comiendo este delicioso postre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.